Artículos

Escuchar la noticia - "Eres un gemelo superviviente”


Muchos de los gemelos supervivientes que llegan a este sitio han escuchado por primera vez la historia de la muerte de su gemelo a través de sus padres. A Derek le contaron bastante mal que era un gemelo cuando tenía diez años de edad. Era simplemente un hecho y a su madre no se le ocurrió que él tendría fuertes sentimientos al respecto.


Eric, un hijo único, estaba dormitando una tarde cuando escuchó a su madre contarle a una amiga la historia de su embarazo y como Algo Más fue expulsado después de él. La partera puso el Algo y la placenta en un bol, lo cubrió y se lo llevó con una extraña expresión en su rostro. Nunca dijeron nada, pero Eric pronto lo imaginó. Había sido un gemelo.


Parece que muchos gemelos supervivientes tienen un sentimiento muy fuerte, toda la vida, de ser un gemelo. De pequeños, pueden preguntar dónde está su gemelo, lo cual es difícil de contestar para los padres. Confirmar esa sensación como verdadera es invariablemente un alivio. Ray jugó con la posibilidad de haber sido un gemelo la mayor parte de su vida, pensando que era una idea demasiado descabellada. Sólo recientemente, con tanta publicidad sobre los gemelos evanescentes, se ha dado cuenta de que ese sentimiento puede ser cierto.


Un amigo imaginario puede ayudar: María estaba muy sola de pequeña después de la muerte de su madre, y su muñeca era su mejor amiga. Se percató recientemente de que ella es una gemela sobreviviente y hasta la fecha encuentra en los juguetes de peluche un gran consuelo. Stephanie tiene siete años, y sabe que es una gemela solitaria. Ella tiene un amigo imaginario que se une en cada juego.


Bronwen se dio cuenta, en el momento en que se lo contaron, que siempre lo había sabido. El osteópata lo sugirió y Bronwen de inmediato se puso a llorar, la tomó por sorpresa, pero después de considerarlo unos momentos tenía mucho sentido.


Después de la lectura de estos casos puede que comience a preguntarse: ¿soy también un gemelo superviviente? La respuesta probablemente ya existe en su mente, pero puede tardar un poco en emerger a la superficie.


© Althea Hayton 2013


(Este artículo se puede reproducir libremente, pero sólo en su totalidad y debidamente atribuidos. Gracias.


Traducción por Natalia Sanchez